Las ONG de España Tradicionales de Apadrinamientos

En la Asociación AHIMSA conocemos a la perfección los Programas de Apadrinamiento de las ONG tradicionales de España, porque algunos de los fundadores de AHIMSA trabajamos durante un tiempo en algunas de ellas, y, sobre todo, porque conocemos bien la realidad de las personas, familias y comunidades pobres, y sabemos cómo utilizan a los niñ@s y sus familias para sus Campañas, sin que luego reciban prácticamente ningún beneficio…

Es habitual, por ejemplo, encontrarse madres llorando en las comunidades pobres y empobrecidas, porque se sienten engañadas y abandonadas por los programas de apadrinamiento, después de haber permitido que esas ONG consigan dinero con la imagen de sus hijos y con su pobreza.

Asociación Ahimsa

Los problemas principales de las ONG de Apadrinamiento son los siguientes:

  • Presentan al niño o niña de forma independiente de su familia, para generar compasión y deseos de apoyarle “porque es inocente y está solo”; cuando en realidad todos esos niños  y niñas tienen una familia (padres, madres, tíos, abuelas, etc.), también “inocentes” porque nadie es culpable de ser pobre ni nadie desea ser pobre, que luchan cada día por darles lo mejor a sus hijos, sobrinos o nietos, aunque normalmente no pueden por causa de su pobreza.
  • Los apadrinamientos de las ONG tradicionales son simplemente un “sistema de financiamiento”. De hecho, el propio Programa de Apadrinamiento de estas ONG pertenece a los Departamentos de Marketing y Contabilidad. Y ni siquiera se incluye, ni se planifica, ni se ejecuta, a nivel central, como un proyecto real.
  • Directamente al niño apadrinado sólo se le ofrece al principio del curso una mochila y equipamiento escolar, y después nada más en todo el año. Sólo se contacta después con las familias para pedirles las cartas a los padrinos, que, muchas veces, las redactan los mismos técnicos de la ONG o los maestros.
  • La excusa de que utilicen a los niños/as y su pobreza para conseguir dinero para la ONG es que con todos esos ingresos se realizan múltiples proyectos sociales en el país donde han conseguido esos fondos; pero la realidad es que:
    • Muchísimo de ese dinero se utiliza para las grandes sedes nacionales de esas ONG, para altos sueldos del personal de las sedes centrales, para viajes, hoteles y estancias de lujo en los países pobres, y para altos sueldos de técnicos y profesionales expatriados o locales que casi siempre están en el despacho y nunca van a las comunidades y barrios pobres (sólo cuando hay que conseguir  las fotos y cartas de los niños/as a sus padrinos para mantener el negocio).
    •  Los proyectos que se ejecutan forman parte de una planificación anual, que se modifica cada año, sin que haya habitualmente continuidad en las acciones, dentro de un programa integral y más completo a medio plazo, para lograr cambios reales en las condiciones y situaciones de pobreza.
    • Los mejores proyectos de cada año, que pueden ser uno de cada cien que no han generado ningún resultado real ni concreto, se eligen para enviarlos a España y presentarlos de forma repetida a los padrinos como “prueba” de la eficacia y calidad de las acciones de la ONG. O sea, se utilizan estos proyectos a modo de “ejemplo emblemático”, como si todos fueran igual de exitosos, lo que es falso, y como un simple producto de Marketing (ventas y fidelización del cliente), sin explicar de forma detallada y completa la eficacia global, o no, de todos los fondos (muchísimo dinero) ejecutados en dicho año en cada país.
    • Los proyectos se deciden anualmente por distintos criterios, pero nunca atendiendo al simple criterio de que beneficien directamente a los niños/as que están apadrinados en ese país, o al menos que se beneficie a la comunidad, zona o región donde viven los niños/as apadrinados. Estas ONG prefieren tener la “libertad” de poder hacer lo que quieran con ese dinero, sin la “limitación”, desde su perspectiva, de que se tenga que beneficiar de forma más o menos directa a esos niños/as y familias que están utilizando para financiarse.
  • Estas ONG, gracias a las altísimas cantidades de dinero que logran con los apadrinamientos, tienen un alto poder dentro de la Cooperación Internacional, y muchísimos profesionales y medios, con los que consiguen, además, múltiples financiamientos del Estado y las Comunidades Autónomas. Aumentando así, aún más, sus ingresos, y discriminando a otras ONG, que, sin usar la “estrategia financiera” de los Apadrinamientos, no tienen/ tenemos tantos recursos ni capacidad para poder lograr subvenciones.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *